Aunque falta poco más de un mes para la llegada del verano, os adelantamos este post con la intención de informaros de los tratamientos que no se recomienda realizarse en los meses de calor y en los cuales los rayos solares son más dañinos para nuestra piel.

En Canal & Ornosa lo primero son nuestros pacientes y su bienestar, ya que todos los tratamientos que realizamos tienen como finalidad precisamente eso, el bienestar, por eso a continuación os vamos a mostrar la lista de tratamientos que no se aconsejan realizarse a partir de estas épocas del año y hasta nuevo aviso. (El nuevo aviso es mediados-finales de septiembre, ya os lo adelantamos también).

La lista es de tratamientos que afectan precisamente a las partes de nuestro cuerpo más expuestas al sol y por lo tanto, más sensibles a él.

Allá vamos:

Rejuvenecimiento facial, corporal y/o de manos con IPL: Esta técnica se realiza mediante un sistema que emite LPI, Luz Intensa Pulsada (IPL, sus siglas en inglés). Mediante estos pulsos de luz intensa se logra alterar los estratos de la piel (las capas), estimulando la producción de colágeno y logrando así un rejuvenecimiento de las células.
Es un tratamiento no agresivo con la piel, al contrario de un láser, pero no se recomienda su realización salvo que el/la paciente esté concienciado a protegerse de los rayos solares con un factor elevado de protector solar.

shutterstock_92814163

Peeling químico: Al contrario que el rejuvenecimiento con IPL, este tratamiento es más invasivo. Mediante el peeling químico, se realiza un “daño” controlado de las capas superiores de la piel, de esta manera obligamos a nuestro cuerpo a mudarla (sí, como un reptil), logrando un aspecto más joven y una piel libre de impurezas y manchas. Al tratarse de un tratamiento más abrasivo, no se recomienda su realización en los meses de verano.

Fotodepilación con IPL: El IPL, gracias a su polivalencia y sus múltiples opciones de configuración en función del tratamiento deseado, es un tratamiento ideal para realizar la fotodepilación. Sus resultados son muy duraderos y visibles desde la primera sesión y consiste en “quemar” sin abrasión los folículos de los pelos, de manera que tarden mucho tiempo en volver a reaparecer. Al tratarse de un tratamiento que se realiza en zonas expuestas al sol, tampoco es recomendable realizarlo en verano.

Escleroterapia: Con este tratamiento se logra eliminar las varices mediante la infiltración de una sustancia directamente en la variz a tratar. Pese a no ser un tratamiento invasivo, no se recomienda la exposición a los rayos solares durante las posteriores semanas al tratamiento.

Estas son nuestras recomendaciones médicas para estos tratamientos, aunque no todo puede ser negativo y si bien, disponemos de múltiples tratamientos que sí pueden realizarse en verano (y durante todo el año), pero eso será en nuestro siguiente post.

¡Permaneced atentos!

Y si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 977 228 390 o al 977 139 893, o bien haciendo clic aquí y rellenando nuestro formulario de contacto.