CategoríaMedicina estética facial

Qué tratamientos sí pueden realizarse en verano

En nuestro post anterior os explicamos una serie de tratamientos que no recomendábamos realizarse en los meses de verano, y también os dijimos que no todo podía ser negativo, ya que disponemos de un amplio abanico (estilo Locomía) de tratamientos que SÍ se pueden realizar durante los meses estivales.

Algunos de los tratamientos que os especificaremos a continuación ofrecen unos resultados muy similares a los de la “lista negra” del verano.

No os pondremos la lista completa porque podríamos estar semanas escribiendo y detallando tratamientos, pero podéis encontrarlos todos ellos en nuestra web.

Como en el post anterior, allá vamos:

Plasma rico en plaquetas: Tratamiento antienvejecimiento cutáneo mediante la estimulación plaquetaria. Este tratamiento es totalmente natural y se realiza con una pequeña cantidad de sangre del propio paciente.
El plasma rico en plaquetas podría ser una alternativa al fotorejuvenecimiento con IPL, ofreciendo unos resultados muy significativos y visibles desde prácticamente el primer día.

shutterstock_72843619

Ácido Hialurónico: Son muchas las opciones en cuanto a tratamientos lo que nos ofrece el Ácido Hialurónico. Desde el relleno de arrugas faciales, surco nasogeniano, rejuvenecimiento facial hasta la hidratación completa de la piel tratada, gracias a su poder natural para generar colágeno. Aunque la palabra “ácido” pueda infundir respeto o incluso miedo, este tipo de ácido es totalmente biocompatible con nuestro organismo y no produce efectos secundarios.

Toxina Botulínica: Comúnmente conocida como Botox® (no es el nombre del producto, sino que una de las marcas comerciales), mediante la toxina botulínica se consiguen eliminar, en cualquier época del año, las famosas arrugas de expresión, patas de gallo, entrecejo y frente. Los resultados son apreciables en apenas 2 o 3 días y son visibles de 4 a 6 meses.

Hilos tensores: Este tratamiento es ideal para eliminar de manera inmediata la flacidez facial y/o de ciertas partes de nuestro cuerpo (lateral del rostro, pómulos, cuello, brazos y cejas). Al igual que el ácido hialurónico, el hilo tensor está fabricado de un material biocompatible, de manera que no genera rechazo por parte de nuestro organismo. 
De rápida aplicación e indoloros, hacen a este tratamiento ideal para aquellas personas que no les hace mucha gracia el bisturí.

La Hidrolipoclasia: Nos desmarcamos un poco de los tratamientos faciales hablando ahora de la Hidrolipoclasia. 
Mediante este tratamiento podremos eliminar la grasa de zonas localizadas (abdomen, flancos, cartucheras, muslos, rodillas, brazos y lateral de las mamas).
El tratamiento de la Hidrolipoclasia se realiza bajo anestesia local y no requiere de ingreso hospitalario, por lo que el post-operatorio es mínimo.

Este tratamiento e igual que los anteriormente mencionados, pueden realizarse con total garantía durante los meses de verano.

Recuerda visitar nuestra página web para conocer más tratamientos que pueden realizarse en verano (y durante todo el año) y encontrar una descripción más detallada de los mismos. Accede haciendo clic aquí.

También puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 977 228 390 o al 977 139 893.

Qué tratamientos no deben hacerse en verano

Aunque falta poco más de un mes para la llegada del verano, os adelantamos este post con la intención de informaros de los tratamientos que no se recomienda realizarse en los meses de calor y en los cuales los rayos solares son más dañinos para nuestra piel.

En Canal & Ornosa lo primero son nuestros pacientes y su bienestar, ya que todos los tratamientos que realizamos tienen como finalidad precisamente eso, el bienestar, por eso a continuación os vamos a mostrar la lista de tratamientos que no se aconsejan realizarse a partir de estas épocas del año y hasta nuevo aviso. (El nuevo aviso es mediados-finales de septiembre, ya os lo adelantamos también).

La lista es de tratamientos que afectan precisamente a las partes de nuestro cuerpo más expuestas al sol y por lo tanto, más sensibles a él.

Allá vamos:

Rejuvenecimiento facial, corporal y/o de manos con IPL: Esta técnica se realiza mediante un sistema que emite LPI, Luz Intensa Pulsada (IPL, sus siglas en inglés). Mediante estos pulsos de luz intensa se logra alterar los estratos de la piel (las capas), estimulando la producción de colágeno y logrando así un rejuvenecimiento de las células.
Es un tratamiento no agresivo con la piel, al contrario de un láser, pero no se recomienda su realización salvo que el/la paciente esté concienciado a protegerse de los rayos solares con un factor elevado de protector solar.

shutterstock_92814163

Peeling químico: Al contrario que el rejuvenecimiento con IPL, este tratamiento es más invasivo. Mediante el peeling químico, se realiza un “daño” controlado de las capas superiores de la piel, de esta manera obligamos a nuestro cuerpo a mudarla (sí, como un reptil), logrando un aspecto más joven y una piel libre de impurezas y manchas. Al tratarse de un tratamiento más abrasivo, no se recomienda su realización en los meses de verano.

Fotodepilación con IPL: El IPL, gracias a su polivalencia y sus múltiples opciones de configuración en función del tratamiento deseado, es un tratamiento ideal para realizar la fotodepilación. Sus resultados son muy duraderos y visibles desde la primera sesión y consiste en “quemar” sin abrasión los folículos de los pelos, de manera que tarden mucho tiempo en volver a reaparecer. Al tratarse de un tratamiento que se realiza en zonas expuestas al sol, tampoco es recomendable realizarlo en verano.

Escleroterapia: Con este tratamiento se logra eliminar las varices mediante la infiltración de una sustancia directamente en la variz a tratar. Pese a no ser un tratamiento invasivo, no se recomienda la exposición a los rayos solares durante las posteriores semanas al tratamiento.

Estas son nuestras recomendaciones médicas para estos tratamientos, aunque no todo puede ser negativo y si bien, disponemos de múltiples tratamientos que sí pueden realizarse en verano (y durante todo el año), pero eso será en nuestro siguiente post.

¡Permaneced atentos!

Y si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 977 228 390 o al 977 139 893, o bien haciendo clic aquí y rellenando nuestro formulario de contacto.

Diferencias entre el Bótox® y el Ácido hialurónico

Nos hemos encontrado con que en más de una ocasión alguien que ha contactado con nosotros para solicitar información sobre el Bótox® o el Ácido hialurónico se ha confundido entre ambos. Os explicamos: alguna vez nos han dicho que habían pensado eliminar las arrugas de las patas de gallo con Ácido hialurónico, o “ponerse” Bótox® en las arrugas del labio superior para hacerlas desaparecer.

Y ante estos comentarios, nosotros tenemos que informar que el concepto que se tiene de ese relleno en particular es erróneo. Quizás sepáis por dónde vamos ya, o quizás sigáis sin entender lo que os queremos decir… Así que para evitar estas confusiones, hoy vamos a hablaros sobre qué es cada tipo de relleno y en qué zonas se aplican. Y os aseguramos que seremos breves pero concisos y directos. ¡Allá vamos, arrugas temblad!

shutterstock_87230263

El Bótox® es el nombre comercial registrado de la Toxina botulínica tipo A, que es una proteína que relaja de forma temporal el músculo. Se aplica en las conocidas arrugas de expresión que son, ni más ni menos,  aquellas que se forman cuando el rostro está en movimiento: frente, entrecejo y patas de gallo (es decir, la parte superior del rostro). Sus efecto van desapareciendo progresivamente, durando entre 4 y 6 meses y puede repetirse su aplicación a partir de entonces. Y como hemos dicho que seríamos breves, si deseas profundizar sobre el Bótox®, puedes hacerlo haciendo clic aquí.

El Ácido hialurónico es un relleno biodegradable y reabsorbible. Es una sustancia que el organismo produce de forma natural pero con el envejecimiento, el ácido hialurónico se degrada y el organismo disminuye su capacidad de renovarlo. Se aplica en la parte inferior del rostro para eliminar arrugas pero también para dar volumen: surcos nasogenianos, código de barras (arrugas sobre el labio superior), líneas de marioneta, aumento de pómulos o aumento de labios. La pérdida de sus efectos también es gradual, durando entre 9 y 12 meses. Para más información, tan solo tienes que hacer clic aquí.

Hemos cumplido con la brevedad pero sin dejarnos ningún dato importante para que seas capaz de diferenciar ambos rellenos.

Si te ha surgido cualquier duda o quieres ampliar información sobre estos o cualquier otro tratamiento facial, no dudes en contactarnos haciendo clic aquí, llamándonos al 977 228 390 o al 977 139 893 o enviándonos un WhatsApp al 638 385 009.

© 2017 Blog de C&O

Tema por Anders NorénSubir ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies